domingo, 25 de noviembre de 2012

Un sujetador…


Siempre me han gustado las etiquetas de los vaqueros y cuando se acaba su vida las descoso y me las quedo, luego se quedan por ahí y acabo tirándolas por no saber que hacer con ellas.

 

Habitualmente llevo mi lápiz favorito en el “clon” pero al sujetarlo con la gomita acaba cayéndose y me pone de muy mala uva.

 

Tal y como se esta poniendo de oda en la cocina he hecho un “maridaje” con las dos cosas…


Lo primero es marcar y medir las etiquetas de los vaqueros.

 

Taladrar.

 

Coser

 

Y tenemos un “sujetador”  para el lápiz.

Pero el sujetador ha de sujetarlo a la libreta, para ello lo volveremos a taladrar y cortaremos un cordoncito de cuero.
 

Lo presentamos sobre la libreta y marcamos con el lápiz los agujeros.



 

Con una navajita (esta es mi favorita, Victorinox con cachas de ébano, hecha por mi) con un punzón o con el mismo lápiz, si no os lo estimáis taladráis la tapa de la libretita.

 

Abrazáis la libretita con el sujetador y pasáis el cordón de cuero. No es necesario hacer nudos, se sujeta bien  y así queda mas plano.

 

Y este es el resultado. Fuera de las tapas.

 
 

Y tras instalarlo.



 

Espero que os haya gustado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario