lunes, 15 de octubre de 2012

Resultados


 
Bueno, después de dejar la piel cortada y pegada, preparada para marcar los cantos y taladrar los agujeros por donde pasara el hilo continuo con el proceso de realización de la correa.



 

El grosor de la correa es temible como podeis ver, tanto en su parte larga como en la corta.





 
Es un cuero duro, muy duro y esta reseco, las posibilidades de que se parta al forzar un pliegue o al taladrar demasiado cerca del canto son altos pero la piel bien lo vale, es francamente especatacular.


 

A falta de los detalles finales la correa se muestra como lo que es, un monstruo, dura, vieja, arañada, pero con un alma que hace que cualquier defecto se acabe pasando por alto.

 


Finalmente esta preparada para el ultimo tratamiento de engrase que igualara los colores y las texturas sin matar la belleza de la piel y la patina que cada minuto de su vida le ha ido dando .



 

Y este es el resultado, un par de fotos de una de las correas mas bonitas que he tenido el placer de hacer en mi vida, una bestia pero con alma.

Espero que la disfrutéis tanto como yo.
 
 

 

 

8 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Mil gracias Daniel, ha sido un trabajo duro, pero ha valido la pena cada minuto empleado.

      Eliminar
  2. Qué bonita! espectacular! quedaría perfecta en un 111.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Luis Miguel. Y si, quedaria bien en un 111, bueno y en cualquiera de ellos, que tal un bronzo por ejemplo?

    ResponderEliminar
  4. Menudo curro.

    No pensaba que hacías tantas.

    Enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja,ja,ja no lo sabes tu bien.

      Gracias nano, muchisimas gracias por el comentario.

      Eliminar
  5. Mil gracias, solo el olor, como la madalena de Proust, ya te lleva a un tiempo que no existe, huele un poco a humedad, a piel vieja, a la cartera del cole...

    ResponderEliminar